Sector agrícola de Machu Picchu

machupicchu
Se compone de muchas terrazas o plataformas al sur-este del Santuario. En este sector, un grupo de construcciones de dos plantas construidas en serie uno encima del otro se observa a primera vista. Estas eran las casas de los agricultores, los trabajadores encargados de la clase baja y por eso fueron separados de la zona religiosa. Algunas de estas casa tienen dos plantas y los segundos fueron utilizados como graneros. En la parte superior de todas estas terrazas, hay una construcción de tres paredes (tipo Wayrana), con grandes ventanas que dan hacia el Cañón del Urubamba llamada “Guardia Casa” esto tenía la función de controlar el punto final del Camino Inca de Cusco y de control de la entrada principal del Santuario. Esta construcción tenía una posición estratégica porque se hizo sobre la ciudad de Machu Picchu. Todas las construcciones de este sector son de tipo rústico, o pirca estilo, y por esta razón sus funciones eran muy doméstica. En frente de la Casa de la Guardia, hay gran piedra de gran importancia que se ha denominado.

El rostro del Inca en Ollantaytambo

huaca chimpaccahuana

La temática del universo mitológico del santuario de Ollantaytambo refleja en sus contenidos la necesidad de interrelacionar la existencia del mundo a un principio ordenador, fecundador y vivificador como es el sol, poder y gobierno represento el sol como elemento vital de la naturaleza, y como la vida del hombre necesita orden en el mundo, se consideró que los incas o los hijos del sol, debían ser quienes los propiciaran. Esta noción integrada entre el inca y el sol, debían ser quienes lo propiciaran en la leyenda de Chimpaccahua o el hombre que mira al frente. En santuario de Ollantaytambo en su concepción sacra y ámbito mágico, no solo represento para el imperio la cuna de los hijos del sol sino también el postrero lugar de entierro de las cenizas de las vísceras de los incas muertos.